NIKSEN: El Arte De No Hacer Nada

Que pasa si de repente decidimos no hacer nada? Nada, no pasa nada… esta bueno no hacer nada, reconozco que para los hacedores nos resulta casi casi una utopia…. la mejor forma de desenchufar es practicar Niksen: armate un rincón para desparramarte y dormirte una buena siesta, llena la bañera con agua caliente y sales de rosa y canela o de lavanda y romero y disfruta de solo oir los latidos de tu corazón; estos son algunos ejemplos básicos que disfrutamos los amantes de La Buena Vida.

chica-trabajando-frente-ordenador 00419367.jpg. Ocupados, sí. Pero ¿con qué finalidad?
1.OCUPADOS, SÍ. PERO ¿CON QUÉ FINALIDAD?
¿Cuántas veces escuchas «no tengo tiempo», «estoy estresado», «no puedo con más cosas…» a lo largo de la semana? Muchas, ¿verdad? No nos extraña. Y es que la cultura de la ocupación, esa que aboga por mantenerse siempre activo y por rellenar listas imposibles de tareas, empieza a superarnos como sociedad. Por ello, a veces es bueno pararse, dejar de correr por un rato y preguntarnos a qué responde esa aparente obligación de permanecer siempre activo.
chica-trabajando-frente-ventana 00497976.jpg. Ansiedad, estrés y otros problemas asociados a la actividad continua
2.ANSIEDAD, ESTRÉS Y OTROS PROBLEMAS ASOCIADOS A LA ACTIVIDAD CONTINUA
Nadie discute que la actividad mental y física es positiva. Sin embargo, la tendencia a no detenerse nunca, e incluso a aprovechar los pequeños descansos laborales para seguir organizando tareas y planificando actividades, es uno de los factores que fomentan los picos de estrés y ansiedad, y que, como consecuencia, llenan las consultas de los psicólogos. ¿No sería más razonable, antes de acudir a un profesional, hacer como los holandeses y poner un poco de pausa? Es decir, poner un poco de Niksen.
mujer-sentada-en-tumbona-502836 f901119d.jpg. El niksen, il dolce far niente, el hyyge, la procrastinación...
3.EL NIKSEN, IL DOLCE FAR NIENTE, EL HYYGE, LA PROCRASTINACIÓN…
Sí, es verdad que el niksen no es un concepto extremadamente revolucionario. Los italianos, con su dolce far niente, ya dejaron bien claros los beneficios de poner el freno, mientras que los daneses, con el hyyge, subrayaron la importancia de disfrutar de las pequeñas cosas. En definitiva, todos estos conceptos, con sus matices, sostienen una misma idea central: la utilidad del descanso. 
hamaca-rincon-niksen 00435760 192f7040.jpg. Pero, ¿en qué consiste eso de no hacer nada?
4.PERO, ¿EN QUÉ CONSISTE ESO DE NO HACER NADA?
No debemos ser tan literales, pues, efectivamente, pese a la más absoluta quietud, siempre estamos haciendo algo, ya sea respirar, soñar, reflexionar… Sin embargo, frente a otras corrientes que buscan combatir el estrés y la ansiedad desde actividades distintas al trabajo y a las obligaciones diarias, como el deporte o la meditación, el factor diferencial del niksenes la defensa de que, por ejemplo, tumbarse en el sofá, darse un baño o, sencillamente, mirar por la ventana pueden resultar muy provechosos. 
banera-delante-de-ventana 00424485 a9c4e5ae. Los beneficios del niksen
5.LOS BENEFICIOS DEL NIKSEN
Aunque más de uno ponga el grito en el cielo, haz como los holandeses y cuando estés agobiado dedica un rato, intencionadamente, a no hacer nada. Y hazlo sin remordimientos, porque lo que muchos consideran una pérdida de tiempo, en su justa medida, puede ser todo lo contrario. Si tienes tantos frentes abiertos que no sabes por dónde continuar, si el cansancio te impide avanzar, es el momento de echar el freno. Verás que tras un rato de pausa y con la mente fresca, las soluciones aparecen con mayor facilidad. Está más que demostrado que el no hacer nada puede resultar beneficioso para la salud, la productividad e, incluso, la creatividad
chica-sentada-sofa-con-telefono-movil 00476287 O. El teléfono, un arma de doble filo
6.EL TELÉFONO, UN ARMA DE DOBLE FILO
Los dispositivos electrónicos, mal empleados, pueden contribuir a empeorar los niveles de estrés y ansiedad. Como advertíamos al hablar sobre procrastinación, recurrir al móvil puede ser un alivio fácil y pasajero para desconectar en una pausa del trabajo. No obstante, si en los momentos de descanso real -es decir, fuera del horario laboral- seguimos consultando e-mails de trabajo, dificultaremos mucho la tan buscada desconexión.
chica-descansando-practicando-niksen 00472448.jpg. Un elogio al aburrimiento
7.UN ELOGIO AL ABURRIMIENTO
Todas las prácticas que apuestan por el descanso mental (el niksen, el minimalismo digital, la meditación…) pueden resultarnos complejas al principio. Es cierto que en el caso del niksen, el no hacer nada no se presenta, a priori, como una tarea muy difícil. Sin embargo, no estamos tan acostumbrados a ese «silencio mental» y, muy probablemente, al comenzar a practicarlo la mente nos pedirá algún reclamo, ya sea en forma de redes sociales, música…, o bien iniciará un nuevo proceso de planificación de tareas. Por tanto, será imprescindible un poco de paciencia y práctica para empezar a notar sus beneficios. 
chaise-longe-rincon-niksen 00327752.jpg. Crea un rincón niksen en tu casa
8.CREA UN RINCÓN NIKSEN EN TU CASA
El baño, el dormitorio, la terraza o el jardín son candidatos ideales para convertirse en tu rincón niksen, ese espacio al que acudirás deliberadamente a no hacer nada. Una silla cómoda frente a una ventana, una hamaca o una bañera rebosante de espuma en invierno también ayudarán, al igual que las velas y un poco de música suave.

Psicólogos, filósofos, artistas… Cada vez son más las voces que defienden las virtudes de aplicar pequeñas dosis de desconexión real en nuestra vida diaria. El no hacer nada está de moda por una sencilla razón: de vez en cuando, es necesario.

Y es que el continuo bombardeo de estímulos externos nos ha llevado a abandonar prácticamente costumbres tan sanas como reflexionar, hacer balance y disfrutar del silencio… Por ello, ante momentos de agobio, detenerse puede ser muy útil para encontrar un atajo y dar con la respuesta que andábamos buscando. De igual manera, no hacer nada nos induce al aburrimiento, ese estado tan temido, pero del cual nacen magníficas ideas.

Si el niksen te resulta demasiado light, siempre puedes optar por variantes de desconexión un poco más activas, como, por ejemplo, el paseo o el running. Escritores, como Robert Walser o Enrique Vila-Matas, y músicos, como Ludovico Einaudi, afirman que los embriones de algunas de sus mejores obras germinaron durante largas caminatas. Por su parte, Haruki Murakami, el célebre novelista japonés, desconecta corriendo una hora cada día.

Fuente: https://www.elmueble.com/casas/niksen-arte-no-hacer-nada_43407/8

La Opinión de La Buena Vida:

Es justo y necesario re-plantearse momentos de encuentro con uno mismo para recargar pilas y seguir adelante.

El ocio es el momento exacto cuando uno empieza a tener ideas random y delirios de todo tipo color y forma, que son la semillas de las mejores ideas, del proceso creativo, de la resolución de temas que hasta ese momento parecían indecifrables.

Busca los momentos para vos y agendate tiempo para el ocio, si sirve de ayuda todas las mañanas desayuno al sol en mi balcón en silencio los primeros 15 minutos y después me tomo un recreo para leer cuentos cortos y sueltos de mis autores favoritos: Borges, Murakami, Horacio Quiroga, Juana de Ibarouburu que me llevan a espacios y mundos diferentes, a realidades paralelas donde mi cabeza no tiene que hacer absolutamente nada mas que disfrutar el viaje.

Que tengas una Buena Vida eligiendo espacios y tiempos de no hacer nada!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s