Lentitud Obligada

Esta imagen tiene un atributo alt vacío; el nombre del archivo es B5C110C9-813D-4768-9CA1-2B98F44895BB-scaled.jpg
Atardecer de Otoño. Ph. Pato Sclocco

Hace lejos y hace tiempo empece a seguir el movimiento slow y de apoco empecé a adoptar algunas de sus premisas. Carl Honore en su libro Elogio a la lentitud lo explica a las mil maravillas. Su propuesta No es hacer las cosas de una manera lenta, sino más bien enfocados.

El llego a través de una experiencia personal. Una noche, como todas las noches, su hijo le pidió que le cuente el cuentito de las buenas noches. Mientras le contaba el cuentito no paraba de mirar su reloj, eran cerca de las 11 de la noche, no había razón para el apuro, pero estaba apurado. Llego a la cama y se sintió fatal porque no pudo conectarse con ese momento sublime de intimidad con su hijito. Esto fue lo que le disparo su necesidad de abrazar el movimiento y arrancar con una disciplina que nos ayude a conectarnos con nosotros, nuestra intención y el valor del tiempo en nuestras vidas.

La Pandemia nos bajo unos cuantos cambios de golpe. Nuestra ajetreada vida paró, de la noche a la mañana, sin aviso y si ensayo previo. Veníamos consumiendo a full todo tipo de recursos, comida, ropa, autos, pero fundamentalmente tiempo y energía, nuestro propio tiempo y nuestra propia energía. De golpe, nos encerraron en casa y no quedo otra que volver a repensarnos.

Revalorizamos la cercanía con nuestros seres queridos con los que compartimos y habitamos ese espacio tan especial: nuestra casa. el tiempo para nosotros; la posibilidad de aburrirnos y empacharnos de comida casera hecha por nosotros mismos; nos dimos la oportunidad para darle piedra libre a nuestros hobbies.

En una entrevista este fin de semana de la Revista La Nación, Carl Honoré, nos dice: Hoy nos han impuesto un taller de lentitud y no tenemos más remedio que vivirlo. Ojalá estemos ante un cambio tectónico de nuestras prioridades.

Estamos atravesando una tormenta perfecta, como la que describe Murakami en el inicio de su «Libro Kafka en las orillas»

Esta imagen tiene un atributo alt vacío; el nombre del archivo es 1786afd9d70f6be9a73a1cb8413fcccd.jpg

Tenemos una oportunidad única en este taller de lentitud obligado para re pensarnos y poner en valor las cosas que realmente nos importan en la vida.

Si no lo hiciste, pensalo todavía nos quedan un par de días más!

Que tengan una Buena Vida!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s