Casa, DIY, Jardineria

DIY: Terrarios, Arma el Tuyo!

Este Post está dedicado a mi hija Bian Sifredi, que ama los terrarios

Que Necesitamos

Un recipiente de cristal, que puede tener tapa o no.
Pequeñas piedras, o cuentas de cristal.
Carbón activado.
Plantas para terrario.
Tierra para macetas.
Opcionalmente, elementos decorativos.

 

 

En cuanto al terrario, puede ser cualquier envase de cristal, o plástico grueso, a ser posible con boca ancha, para ser más fácil manipular, incorporar o quitar plantas.

Siguiendo con nuestra lógica de la 2da Vida de las Cosas, desde una botella hasta un frasco de dulce son buenas opciones
A la hora de elegir las plantas, puedes combinar distintas texturas y colores. Algunas de las que puedes elegir son: Pothos, pequeños Helechos, musgo, croton, dracaena, y por supuesto puedes elegir cactus y suculentas.

 

Nuestro terrario no tiene forma de eliminar el exceso de agua, para evitar que esto sea un problema, colocaremos un poco de musgo en el fondo del terrario, y luego unas piedras. Si no tenemos musgo, podemos colocar solo las piedras.

 

 

Para hacer germinar desde semillas, solo basta con recordar nuestra experiencia escolar

de La Germinación

 

 

Justo encima vamos a agregar una pequeña capa de carbón activado. El motivo de colocar el carbón activado es ayudar al drenaje y control de cualquier olor que pueda surgir.
A continuación agregamos una capa de musgo, encima de las piedras y el carbón activado. Es una forma de mantener el carbón y las piedras alejado de la capa siguiente que será la tierra para macetas. Este paso es opcional, pero puede añadir interés visual al terrario.

 

 

Añadimos la tierra para macetas. Ahora es el momento de pensar en el diseño del terrario, si tiene una parte frontal, que planta queremos que vaya en la parte trasera, si esta es más alta, o queremos que vaya en el centro, o si queremos crear alguna parte más alta para crear interés.
Es el momento de poner nuestras plantas en el terrario. Podemos incluso realizar alguna pequeña poda de las raíces, para retardar el crecimiento de las plantas. Debemos eliminar también el exceso de tierra que puedan tener estas plantas.

Con una cuchara, o con los dedos, hacemos un agujero, ponemos nuestras plantas y presionamos suavemente alrededor de ella. Para evitar que queden bolsas de aire, debemos aplastar suavemente la tierra de maceta.

 

Para regar utilizamos un pulverizador, o similar. No es necesario empapar el sustrato, la idea es que esté húmedo. Podemos limpiar la suciedad con un papel, pero no usar limpiacristales, podemos enfermar a nuestras plantas.

 

 

 

Cuidados

Los cuidados son sencillos. Comprobar cada dos semanas la humedad. Tocamos la tierra para ver si necesitamos agregar agua.
Si el terrario está cerrado, retiramos la parte superior al menos una vez al mes. Si observamos condensación, o hemos añadido mucho agua, lo dejamos abierto para que se seque un poco.

Retiraremos las hojas muertas o amarillas, podar de vez en cuando para mantener el orden, y no abonar, pues no queremos que las plantas crezcan en exceso.

Fuente Containergardening

Fotos: Martha Stewart

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s