Uncategorized

La decostrucción de la libreta Moleskine

Amo los cuadernos, cuadernitos, libretas y libretitas, son indispensables en mi vida de todos los días.

Gracias Revista Brando por esta excelente Nota!

 

Las cosas de todos los días generan un universo alrededor y nosotros lo desarmamos en una tormenta de ideas

 

Por Cecilia Acuña

 

EL OBJETO. La versión clásica es una libreta de 9 x 14 cm, tapa dura de color negro, recubierta con una tela impermeable y un cordón elastizado que asegura las 192 páginas, que pueden ser lisas, con renglones o cuadriculadas.

LA VERDAD. Las libretas Moleskine son un gran ejemplo de una excelente estrategia de marketing. Con menos de veinte años de historia, las que usamos hoy son, en realidad, la recreación de las que durante casi todo el siglo XX se fabricaron en un pequeño taller parisino.

LOS REFERENTES. Ni Van Gogh, ni Picasso, ni Hemingway utilizaron libretas Moleskine simplemente porque la marca no existía en sus tiempos. Sí escribieron y dibujaron en los cuadernitos del taller familiar que cerró en 1986.

EL RESCATISTA. A fines de los ochenta, el escritor Bruce Chatwin la mencionó en The Songlines, uno de sus libros más célebres. A partir de la descripción, una empresa de Milán retomó la idea, la recreó, la patentó recién en 1997 y la puso en venta agregándole la mística de una historia artística ficcionada. En 2006 la compañía italiana Modo&Modo no pudo sostener la producción y tuvo que vender la empresa a un grupo de ejecutivos franceses que cambiaron la confección artesanal por la fabricación seriada en China.

LA EVIDENCIA. La prueba de que Van Gogh utilizó libretas parecidas a las Moleskine se encuentra en el museo de arte de Ámsterdam, donde se conservan siete de estos cuadernitos con dibujos del pintor.

LA LITERATURA. Otro que también le aporta épica y bohemia a la libreta es Hemingway, que siempre llevaba una para escribir sus aventuras y sus anécdotas. Supuestamente, París era una fiesta fue escrita en una proto-Moleskine.

HOLLYWOOD. El cine es otro de los ámbitos donde la Moleskine hizo marketing: la libreta tuvo cameos en Indiana Jones, El diablo se viste a la moda, El talentoso señor Ripley, Amélie y Siete años en el Tíbet.

EL TRAZO. Es de común acuerdo entre los centenares de blogs y foros de fans de las Moleskine que el bolígrafo Pilot G-2 es el mejor para escribir en sus páginas.

EL ARTE. Con guantes de goma, se pueden pasar las hojas de las Moleskine de arquitectos, diseñadores, ilustradores, artistas y escritores durante las exhibiciones itinerantes que se realizan en museos de Nueva York, Tokio y Europa en el marco del Detour: The Moleskine Notebook Experience.

LA LIBRETA DE LEGO. Junto con la clásica de tapa rígida negra, de 14 x 9 cm y hojas lisas de buen gramaje, la empresa ha diversificado su oferta mediante alianzas que le permiten lanzar colecciones especiales como la inspirada en el universo de Tim Burton, la de Star Wars, la de Mickey y Minnie y una de Lego, entre muchas otras.

LAS ADICCIONES. Con la certeza de saberse adictivas, las libretas también vienen customizadas en líneas dedicadas a las pasiones vitales: hay Moleskine para anotar recetas de cocina, para llevar un diario de degustaciones de vinos, para hacer fichas de películas, libros, música, y más.

LO DIGITAL. Moleskine parece apostar a la convivencia entre la tecnología digital y el papel. Entre sus distintas aplicaciones, se destaca la creada en alianza con Evernote, que lleva más de diez millones de descargas en su historia y que permite convertir un manuscrito o boceto hecho a mano en un archivo digital en segundos.

EL NEGOCIO. Bolsos, lápices y lapiceras, anteojos, agendas, organizadores, billeteras y artículos de oficina son algunos de los setecientos productos que la marca ha desarrollado para aprovechar su buena prensa.

LA COMUNIDAD. La plataforma interactiva de la marca-MyMoleskine- que, a través de distintos desafíos creativos, anima a los usuarios a subir el arte de sus libretas en imágenes y en videos para crear comunidad.

EL MEDIO AMBIENTE. Moleskine tiene la aprobación de los grupos ecologistas debido a que todos sus cuadernos están realizados con papel sin ácido, por lo que su proceso de fabricación es amable con el medio ambiente.

LA ESTRATEGIA. Uno de los poderes mágicos de la Moleskine es que sus usuarios se sienten muy creativos, incluso los que la usan para escribir la lista del supermercado. La clave del éxito no es tanto su calidad, sino la asociación de la marca con el concepto de creatividad.

LA COMPETENCIA. El marketing de la mística posicionó la marca como la más antigua de la historia. Así dejó fuera otras libretas, como la alemana Leuchtturm, que se fabrica desde 1917.

EL HUEVO DE ORO. El 93% de las ganancias de Moleskine viene de las ventas de sus cuadernos. El producto más vendido es la clásica libreta pocket, que representa el 9% de la facturación.

LOS FANS. Más de tres millones de personas compraron una Moleskine durante 2014.

LAS TIENDAS. Los principales puntos de venta de las Moleskine son estaciones de trenes y aeropuertos de todo el mundo. Acá la venden solo en Espacio Moebius: Bulnes 658, Av. Santa Fe 2729.

Fuente:http://www.conexionbrando.com/1794403-la-decostruccion-de-la-libreta-moleskine

Tip de LBV:

Nunca salgas de tu casa sin un cuadernito para registrar tus mejores ideas!

Enjoy!

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s