El regreso triunfal del dandi

 

Volvió la moda de los señores coquetos, prolijos e impecables. Con sus barbas cuidadas, sus pantalones  chupines, moños, anteojos de culto y andar tranquilo…

Celebro este cambio!

Victoriana is gaining steam! (thank you, thank you very much. I'll be here all week.) | Vivienne Westwood

 

 

 

Streetstyle Inspiration for Men! #WORMLAND Men's Fashion

Male Fashion / Dandy / English style // SO BRITISH inspiration by #EricBompard

Don't just PIN success, DEFINE success!  SIGN-UP FOR FREE today to www.urbanprofessorshop.com for a 5% member discount when you shop our assortment of dapper hats for young professionals.  Follow Urban Professor @udefinesuccess

 What to wear today...

More suits, #menstyle, style and fashion for men @ http://www.zeusfactor.com

En la moda y la cultura, el resurgimiento del dandismo se refleja tanto en el vestuario como en las actitudes

Por Luis Corbacho  | Para LA NACION

Sacos cruzados de seis y cuatro botones, zapatos Derby (abotinados), pantalones chupines en color pastel, pañuelos estampados (colgados del cuello o atados a un tobillo), tiradores, moños, fulares, pulseras y relojes antiguos conforman el paralelo contemporáneo de este estilo nacido en la sociedad inglesa y francesa de fines del siglo XVIII que, justamente, pudo verse en la última edición de la feria Pitti Uomo, en Florencia.

 

Así lo ve también el periodista y conductor radial Nicolás Artusi, quien escribió algunos artículos sobre el tema y es un estudioso del comportamiento masculino. «A diferencia del esnob, que se viste y actúa para ser admitido entre la high society, el dandi hace lo propio para escandalizarla. Podría decirse que uno quiere entrar mientras que el otro desea salir», define el conductor de Radio Metro.

Muchos se preguntarán: ¿qué tiene que ver un blazer cruzado y unos chupines de colores con la forma en que un hombre se para ante la vida? El trasfondo, que parece superficial, esconde una matriz sociológica y la ropa actúa como vía de expresión de algo que subyace. «El dandismo es como una nueva forma de nobleza autoimpuesta por los hijos de la clase trabajadora (ningún dandi era noble ni tenía dinero, de George Brummell a Honoré de Balzac, de Charles Baudelaire a Oscar Wilde). Una aristocracia autoexigida y antiproductiva. Una sexualidad no reproductiva, sino artificiosa y placentera. En el fondo, una crítica a los valores de la familia, el dinero y la producción: un elogio del ocio, el placer y el libertinismo», define el filósofo y escritor Luis Diego Fernández, autor del libro Furia & Clase y ferviente estudioso del dandismo. La editorial Mar Dulce publicó una recopilación (El gran libro del dandismo) con textos fundacionales del dandismo, como Tratado de la elegancia de Balzac y prólogo del escritor Alan Pauls.

Como decía el poeta español Luis Cernuda en su cuento «El indolente», el dandi se acicala y se adorna no para atraer, sino para alejar a la gente de su lado», precisa Artusi, y sigue con su descripción repleta de grandes citas: «Si es cierto que la mujer elegante seduce pero el hombre elegante repele, el dandi también se distingue de la manada con colores estridentes y sombreros llamativos, con zapatos exóticos y accesorios brillantes. Como un acto final de rebeldía en el imperio de la televisión basura y la comida chatarra, el dandi contemporáneo se envuelve con la bandera de la excentricidad en respuesta a la uniformidad de las marcas, los aparatos y los logotipos. Si es cierto que «un jogging es un signo de derrota, cuando perdés el control sobre tu vida te comprás un jogging», al decir de Karl Lagerfeld, un reverenciado dandi posmoderno», cita.

En Buenos Aires, marcas como El Burgués, Bolivia o Garçon García reflejan desde sus colecciones este movimiento cada vez con más fuerza, y los porteños se animan a innovar, resignificar el pasado o simplemente copiar lo que dictan las pasarelas internacionales. El saco cruzado es el gran estandarte de este movimiento. En los desfiles Spring-Summer 2015, los blazers se presentaron más pequeños que la clásica versión ochentosa, sin hombreras y en colores vivos o pasteles: una oda al dandismo europeo de tiempos pasados. ¿Qué dice el manual de estilo de la revista GQ sobre el uso del double breast suit? «Debe ser corto y ajustado, con los hombros desestructurados y el corte ceñido a la cintura.» No, no vale rescatar sacos vintage porque el fitting es traicionero.

«La regla básica de un dandi dice que cualquier ítem que use debe ser de excelente calidad: buenas camisas, buenas corbatas, pañuelo de bolsillo y buenos zapatos -explica María Vilariño-. Los equipos que armo relacionados con el dandismo se basan en poder mezclar estampas, texturas, algún accesorio? Y estar elegante, ante todo», resume. Claudio Zafarani, director creativo de Garçon García, presenta su versión autóctona de esta tendencia: «Dandis hubo siempre, pero, como la moda es cíclica, ahora este look & feel se percibe mucho más. En nuestras colecciones tenemos grandes influencias del dandismo adaptadas al hombre urbano local, como ambos príncipe de Gales, sacos slim fit con camisas rayadas, chalecos y pañuelos de seda. Algunos esenciales que no pueden faltar en el guardarropas de un dandi son los sombreros, guantes, pañuelos de seda, tiradores? Mucho accesorio para acompañar, porque el detalle es fundamental».

El dandi es un rebelde, un romántico, un solitario, un libertario, un individualista. El dandi no apela a la revolución, sino a la resistencia singular -personal-, desde sus ideas, su obra, su vida misma. Todo dandi es un crítico de ciertos valores burgueses, de la productividad, de la normalización. Apela al ocio, al placer, pero también a la disciplina individual. Es un poco epicúreo y un poco estoico. Tampoco es la rebeldía en sí misma, sino con cierta finalidad política. Políticamente, todo dandi es un anarquista individualista», finaliza, sin dejar mucho para agregar.

Fuente: http://www.lanacion.com.ar/1734363-mucho-mas-que-un-mono-el-regreso-triunfal-del-dandi

Enjoy!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s