Diario de Viaje: Tucuman Express

Tuve la suerte de tener que viajar por un día a San Miguel de Tucuman!

En el ratito despues del almuerzo pude dar una vuelta por el centro. Es una ciudad divina, me sorprendió lo grande y bien diseñada y el nivel de construcción. La casa de Gobierno me parecio espectacular, por una ventana del 1er piso vi la araña majestuosa del salón blanco

Casa de Gobierno

 

 

 

Araña del Salon Blanco de la Casa de Gobierno

 

La Catedral es más grande que la de Buenos Aires y la Iglesia de La Merced, donde esta guardado el baston de mando del Gral. Manuel Belgrano, uno de nuestrops heroes nacionales tiene un aire fresco que te llama a la introspección.

 

Iglesia de la merced 2

 

Por supuesto que hice una visita rápida a la Casa de Tucuman, que al lado de las otras construcciones queda super chiquita, pero tiene toda la magia de los lugares donde sucedieron cosas importantes.

 

Casa de Tucuman 2

La gente me parecio amorosa, súper amable y con una excelente predisposición, son muy divertidos.

La Comida Tucumana

Una de las rutas obligadas es la de la gastronomia, todo tiene un dejo a comino, pero es super sabroso.

Tucumán no es sólo historia, tradición y cerros. Es también gastronomía, con sello propio y de la mejor. El turista que visite Tucumán y desee comer bien, tiene infinidad de opciones. Pese a que las especialidades con sabor autóctono son un obligado para todo visitante, la cocina internacional tucumana también es de primer nivel. Con chefs especializados en cada bar, restaurante o pub, se puede elegir entre las tradicionales y únicas empanadas tucumanas, la popular humita, un buen locro o un exquisito tamal norteño. Si prefiere en cambio, una buena parrillada, pastas o algún plato internacional, también podrá disfrutarlo. El visitante no puede irse de la provincia sin haber degustado los sabores típicos de esta provincia:
Empanada Tucumana: Jugosa, con olor a recién horneada y un sabor regional inigualable. La empanada es el plato por excelencia de Tucumán.

Empanadas Tucumanas (3 docenas)

Masa:

  • Harina: 1 Kg.
  • Grasa Vacuna: 200 Gr.
  • Salmuera fría

Relleno:

  • Matambre vacuno: 1 Kg
  • Huevos duros: 5
  • Cebolla de verdeo: 1 planta
  • Cebolla en Cabeza (grande): 1
  • Ají
  • Comino
  • Pimienta
  • Sal

Opcional: morrón picado, papa chica cortada en daditos y pasas de uva.

Preparación

Masa: Formar en la mesa una corona con la harina; colocar la grasa, derretida y tibia en el centro. Añadir un chorrito de sal muera y unir todo sin amasar. Luego, tapar con un mantel y dejar reposar 15 minutos. Después, cortar en trozos y formar bollitos a mano. Estirar con oflador y formar los discos, de mínimo espesor.

Relleno: Hervir el matambre desgrasado y cubierto de agua con sal, en una cacerola durante hora y media. Cuando está tierno picar muy fino en cubitos. Rehogar la cebolla en cabeza, en grasa derretida hasta que quede transparente. Añadir el pimentón revolviendo siempre un poco de caldo donde hirvió el matambre condimentar a gusto. Agregar el matambre picado y mezclar bien añadiendo más caldo.

Cuando se hunde la espumadera en la pasta, debe sobresalir el jugo. Todo esto se hace sobre el fuego sin que deje de hervir. Posteriormente se retira la cacerola y se agrega cebolla de verdeo picada. Extender la pasta en bandejas enlozadas o de acero, nunca de aluminio; dejar enfriar revolviendo de rato en rato. El proceso de enfriado se puede realizar también en heladera.

Empanada: En cada disco de masa se pone una cucharada de relleno y se distribuye huevo duro picado. Luego, se juntan los bordes presionándolos y se hace el repulgue. Se cocinan en horno bien caliente durante 15 minutos bajando la llama a moderado. La cocción de las empanadas puede realizarse también sumergiéndolas en grasa vacuna muy caliente, hasta dorarlas.

Empanadas tucumanas 2

Aclaraciones: en caso de reemplazar el matambre vacuno por carne de pollo, hervir un pollo mediano parcialmente descuerado, dejar enfriar y desmenuzar, agregando luego los mismos ingredientes que para las de matambre vacuno. Seguir el mismo proceso tanto para el relleno, masa y armado. Se puede incluir entre los ingredientes un morrón picadito, una papa chica cortada en daditos y pasas de uva (opcional).

Locro:
Ideal para los días más frescos, el Locro es un plato bien cargado que es otro de los clásicos bien tucumanos. Es una preparación espesa que lleva maíz amarillo molido, carne o charqui, patitas y cuero de cerdo, panceta, poroto seco y zapallo. Por lo general, se lo acompaña con una salsita picante de ajíes y cebollas que realza su sabor regional. Una variedad de esta comida es el guascha locro, hecho en base a maíz cortado a cuchillo, zapallo y verduras y coloreado con pimentón.
Es un plato que se consigue en cualquier restaurante local.

Tamal:
Vayas donde vayas, uno de los platos tucumanos por excelencia de los tucumanos es el tamal. Se prepara con harina de maíz y anco (especie de zapallo) y se rellena con carne vacuna, charqui (carne seca) o cerdo, pasas, huevos y condimentos. El tamal se sirve envuelto en chalas de maíz secas atadas con hilos, lo que lo hace más tentador aún.

 

Humita en Chala
Humita:
Hasta tiene fiesta propia en San Pedro de Colalao: la humita es un plato regional imperdible, que se realiza con maíz, zapallo y queso. Es una preparación espesa y suave, de color amarillo, que se puede comer al plato o en chala, suave o picante.

Quesos y quesillos:
Con leche de cabra, de vaca y hasta de oveja… los quesos tucumanos son otro deleite para el paladar. Algunas de las estancias queseras más populares de la provincia se encuentran en Tafí del Valle y en San Pedro, pero se pueden conseguir en el centro y son ideales para llevar de regalo como un sabor típicamente regional. No sólo se los come en picadas sino tambin como postre, acompañados de jaleas, miel o arrope.
Otro de los clásicos manjares con sello propio es el quesillo, un tipo de queso fresco que se prepara con leche de vaca o de cabra, se deja cuajar y una vez escurrido el suero, se cuelga en sogas de alambre que le dan su forma alargada. Se puede comer solo o acompañado con arrope o miel de caña.

Carbonada:
Un manjar tucumano ideal para olvidarse del invierno –aunque también se lo puede degustar en el verano- es la carbonada: un plato a base de zapallo amarillo, anco y carne picada. Por lo general se acompaña con arroz o papa y se sirve en una especia de cazuela.

 

Carbonara Tucumana

Tortilla al Rescoldo:
Para el desayuno o la merienda, nada como una buena tortilla al rescoldo, un clásico tucumano con sabor bien regional. Es un pan casero preparado con harina amasada que se moja con agua salada, se unta con grasa de vaca y se cocina sobre tierra caliente. Con manteca, mermelada, jalea o dulces, la tortilla es una delicia que todo turista debería probar antes de irse.

Bollo al Chicharrón:
Ideal para degustar recién sacado del horno o bien tostado, el bollo con chicharrón es otro manjar bien tucumano. Se trata de un pan amasado con semita, que una vez que se soba y se corta en grandes pedazos de masa, se saboriza con chicharrón molido, lo que le da un gustito regional y autóctono delicioso. Es ideal para acompañar con unos buenos mates calientes.

Me encantó, me sentí super bien atendida y comi riquisimo!

Un destino muy La Buena Vida!!

Un comentario sobre “Diario de Viaje: Tucuman Express

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s