Choco-Choco-Choco… Arrancamos la temporada de Chocolate

Soy fanatica absoluta del chcocolate, no puedo imaginarme mi vida sin él. Es más para piner un poco de orden me invente la temporada de chocolate que arranca en Pascuas y termina en Noviembre que empieza la temporada de helados.

No puedo de jar de compartir esta nota fántastica que saco la revista Ohlala:

http://www.revistaohlala.com/1565225-chocolates-premium-donde-conseguirlos-estas-pascuas, basicamente hace una recorrida por las mejores chocolaterias de BA. Son una mejor que otra, les copio la nota y les sumo mis comentarios.

Son todas increíbles las trufas de la Compañía de Chocolates son lo más, el chocolate 70% Cacao del Viejo Oso es superlativos, loc chocolates de Vassalisa son joyas de diseño y la preserntación es digna de Cartier.

Una experiencia que no se pueden perder este Otoño. A disfrutar La Buena Vida!

Suca Chocolate Pasion

Las mesitas de afuera son divinas para los días de sol. Y si hace frío, ¡pedí una mantita!.  Foto:  Pedro Castaños Zemborain

El local de Suca en Acasusso nos transporta a otro mundo; nos sentimos en Austria o en Bélgica, en un ambiente de decoración bien femenina, en tonos rosas y violetas, con candelabros y arañas brillantes, silloncitos rococó y mesitas estilo Luis XVI.

Susana Sarlenga, alias Suca, supo desde chica que su pasión eran los chocolates: su padre se los traía de sus viajes y ella, sorprendida por la calidad y los sabores de esos chocolates importados, decidió irse a estudiar a Bélgica. De allí trajo todas las recetas de bombones y tabletas y aprendió también a cocinar todas las típicas tortas austríacas. Poco a poco fue creciendo y, con la ayuda de sus hijas -que desde chiquitas aprendieron todas las recetas-, ahora maneja su tercer local en Buenos Aires.

Los recomendados: El Pischinger ($20), bien característico de Austria, que es una especie de oblea crocante con nougat y chocolate. También, para estas Pascuas, la rosca de pasta de almendras ($100) y los huevos rellenos de bombones.

Dónde: Av. del Libertador 15310, esquina Martín Coronado, Acasusso. También en Manzone 907, Martínez Más Info:http://www.sucachocolatepasion.com.ar/ o en su página de Facebook Bonus: Sirven un suculento brunch todos los días ($142 para dos personas), con unos scones caseros muy ricos. Además, en estos días de frío que se vienen, Suca les da a sus clientes frazadas calentitas para quienes quieran tomar algo afuera.

Kakawa – Chocolate y diseño

En el local de Las Lomas de San Isidro, podés tomar algo en las mesitas de afuera..  Foto:  Pedro Castaños Zemborain
Foto 1 de 11
En el local de Las Lomas de San Isidro, podés tomar algo en las mesitas de afuera..  Foto:  Pedro Castaños Zemborain
Los locales abren de 8.30 a 20 hs.  Foto:  Pedro Castaños Zemborain
Las distintas colecciones de huevos se exhiben en los locales.  Foto:  Pedro Castaños Zemborain
¡Mirá estos huevos con arte rupestre!.  Foto:  Pedro Castaños Zemborain
Cada huevo es pintado a mano y todos los diseños son únicos.  Foto:  Pedro Castaños Zemborain
Caja de bombones surtidos premium de 500 gr, $400.  Foto:  Pedro Castaños Zemborain
La esfera calada es el logo de la marca ¡y toda una obra de arte!.  Foto:  Pedro Castaños Zemborain
Mirá los bombones en la fábrica; ¡listos para comer!.  Foto:  Pedro Castaños Zemborain
¿No te dan ganas de picar alguno de estos mini bombones rellenos?.  Foto:  Pedro Castaños Zemborain
Barras de cereal y chocolate que van adentro de los huevos.  Foto:  Pedro Castaños Zemborain
Lingotes de chocolate amargo y frambuesa: ¡increíbles!.  Foto:  Pedro Castaños Zemborain

Julieta Pascale, Chef Chocolatier de Kakawa, estudió gastronomía con el gato Dumas y después se especializó en chocolates. Pero siempre tuvo ganas de cambiar el concepto de la chocolatería tradicional; quería algo más moderno y minimalista. Así fue como recurrió a su madre, que había estudiado Bellas Artes, y juntas crearon una colección de bombones y chocolates de vanguardia, con diseños bien innovadores. Empezaron a dibujar sobre los chocolates con pinceles y aerógrafos y descubrieron una nueva forma de vender arte y chocolate al mismo tiempo. ¡Ahora tienen locales hasta en Perú!

Para ir renovando los modelos que venden, cada año lanzan una nueva colección de diseños, que se puede conseguir en todos sus locales. Algunas de las temáticas son: arte rupestre, bicentenario de Argentina y, este año, Aguatinta.

Los recomendados: los lingotes de chocolate amargo y frambuesa, los bombones de nueces pecan y dulce de leche y los de marroc con caramelo y almendras. La caja de 500 gramos de bombones surtidos Premium está $400. Si no, están los huevos pintados, que arrancan desde $65 y están rellenos de barras de cereales y chocolate.

Dónde: Colombres 120, en la Galería Visión, Las Lomitas. Hay otros locales en: Fondo de la Legua 898, San Isidro, y Defensa 1066, Local 27, San Telmo. Más Info:http://www.kakawa.com.ar/ Bonus: Kakawa empezó en realidad haciendo regalos corporativos, con diseños personalizados. Hoy en día, esto sigue siendo una de las patas fundamentales del emprendimiento y se pueden hacer pedidos llamando al 11 47 17 68 37 o mandando mail  a: info@kakawa.com.ar

El Viejo Oso

Los locales de El Viejo Oso están prolijamente ordenados y tienen todos los productos a la vista.  Foto:  Gentileza El Viejo Oso
Foto 1 de 6
Los locales de El Viejo Oso están prolijamente ordenados y tienen todos los productos a la vista.  Foto:  Gentileza El Viejo Oso
¿No te dan ganas de llevarte todas las cajas de trufas?.  Foto:  Gentileza El Viejo Oso
Un clásico para estas pascuas: las gallinitas, en versión chocolate con leche y chocolate amargo. Están a partir de $30.  Foto:  Gentileza El Viejo Oso
¡Qué bueno recibir de regalo esta caja de trufas!.  Foto:  Gentileza El Viejo Oso
Claudio Baer, dueño de El Viejo Oso, se fascinó con las trufas belgas y decidió traerlas a la Argentina.  Foto:  Gentileza El Viejo Oso
Se pueden apreciar detalles exquisitos en cada una de las figuras. Están a partir de $20.  Foto:  Gentileza El Viejo Oso

El Viejo Oso es una de las chocolaterías más tradicionales de Buenos aires. Su fundador, Claudio Baer, aprendió el oficio de su padre, Hermann Baer, que fue también Maestro Chocolatero. Más tarde se especializó en Solingen, Alemania y trabajó en diez chocolaterías de Europa. En todos esos años, lo que más lo fascinó fue un producto que deslumbraba en las más finas chocolaterías belgas: las trufas. Entonces, regresó a Argentina entusiasmado con la ilusión de crear y vender sus propias trufas. Gradualmente fue ampliando su negocio y hoy, con varios locales, fabrica no sólo trufas, sino todo tipo de figuras con detalles cuidados y sumamente estéticos. Claudio asegura que su secreto para crear es que todo lo que ve instantáneamente se lo imagina hecho en chocolate.

El nombre «El viejo Oso» lo eligió Claudio en honor a su abuelo y a su padre, Hermann Baer, ya que el apellido Baer, de origen alemán, en español significa «oso».

Los recomendados: ¡Las trufas! Hay para todos los gustos, incluso unas de ganache de cardamomo y jengibre, que son de las preferidas de Claudio Baer. También es muy rica la barrita de merengue y almendras llamada Wild merengue. Se pueden encontrar pequeñas figuras desde $20, mini huevos macizos desde $8 y tambien conejos y gallinas a partir de $30.

Dónde: El local más típico está en La Pampa 2120, en Belgrano. Pero también tienen locales en San Isidro, Recoleta, Palermo, Quilmes, La Lucila y City Bell. Más Info:http://www.trufaselviejooso.com.ar/ o Página de Facebook Bonus: El domingo de Pascua, Claudio Baer atiende personalmente el local de La Lucila y le regala a cada cliente una sorpresa extra con su compra. Otro dato para tener en cuenta es que hacen algunos productos ¡para diabéticos!

Vasalissa Chocolatier

Los locales de Vasalissa son tan elegantes como una joyería.  Foto:  Gentileza Vasalissa Chocolatier
Foto 1 de 10
Los locales de Vasalissa son tan elegantes como una joyería.  Foto:  Gentileza Vasalissa Chocolatier
¿No te dan ganas de probar todos los bombones?.  Foto:  Gentileza Vasalissa Chocolatier
La decoración con muebles blancos y tapizados en toile de jouy es característica de la marca.  Foto:  Gentileza Vasalissa Chocolatier
¡Trufas y bombones para todos los gustos!.  Foto:  Gentileza Vasalissa Chocolatier
También vale la pena probar los helados..  Foto:  Gentileza Vasalissa Chocolatier
Diseños y combinaciones divertidas para los helados de palito..  Foto:  Gentileza Vasalissa Chocolatier
Una opción para regalar: Conejo extra grande en caja forrada, $350.  Foto:  Gentileza Vasalissa Chocolatier
Caja armada de 10 figuras de pascua, $123.  Foto:  Gentileza Vasalissa Chocolatier
Huevo extra grande en caja, $1350.  Foto:  Gentileza Vasalissa Chocolatier
Vasalissa Chocoaltier Caja aramdads 20 figuras solidas, $211.  Foto:  Gentileza Vasalissa Chocolatier

Vasalissa es lo más parecido a una joyería de chocolate que pueda existir. La ambientación, bien sofisticada y elegante, nos remite a la Europa del 1700. Los detalles delicados, las vitrinas espejadas, las paredes inmaculadas y los muebles tapizados en toile d’jouy nos invitan a entrar y a quedarnos mirando absolutamente todo. Los chocolates, también dispuestos como joyas, nos miran desde las bandejas y fuentones y brillan como piedras preciosas.

Las creadoras y dueñas de Vasalissa Chocolatier son Dadi y Federica Marinucci, madre e hija, que continuaron con el legado familiar del padre de Dadi, el ruso Abrascha Benski, que había abierto una fábrica de caramelos y chocolates en Rumania luego de huir Rusia durante la Primera Guerra Mundial. Luego se trasladó con toda su familia a Argentina, donde también creó una fábrica, que fue vendida al morir Abrascha. Años más tarde, inspirada por las enseñanzas de su padre, Dadi creó su propio emprendimiento junto con su hija Federica. Decidieron crear una empresa con un chocolate de calidad superior en donde lo estético tuviera un lugar preponderante y la llamaron Vasalissa, en honor a un personaje de un cuento de hadas ruso que habla justamente sobre el legado que dejan los padres a los hijos.

Los recomendados: Las propuestas más originales son la trufa de rosas rellenas con ganache de chocolate blanco y una infusión de pétalos de rosas. También el bombón de jengibre caramelizado de chocolate amargo. Además, la pirámide de Papua, elaborada con chocolate de Papua, Nueva Guinea. Otro de los bombones más buscados son los cerissetes, una cereza macerada en varios licores durante 1 año, cubierta de chocolate amargo. Cualquiera de estas delicias están a $80  los 100 grs.

Dónde: Alvear 402, en Martínez; Callao 1940, en Recoleta. También hay locales en las Lomas de San Isidro, Belgrano y Tortuguitas. Más Info:http://vasalissa.com/ Bonus: Pocos los conocen, pero en Vasalissa podés probar algunos de los helados más ricos de Buenos Aires. El precio por kilo es de $105 y hay palitos desde $24.

Compañía de chocolates

Compañía de chocolates tiene locales en Palermo y Recoleta.  Foto:  Gentileza Compañía de chocolates
Foto 1 de 6
Compañía de chocolates tiene locales en Palermo y Recoleta.  Foto:  Gentileza Compañía de chocolates
El interior nos invita a quedarnos a toar algo y probar todos los chocolates.  Foto:  Gentileza Compañía de chocolates
Las tabletas vienen en todos los sabores y tamaños.  Foto:  Gentileza Compañía de chocolates
También hay gran variedad de tortas y cuadraditos.  Foto:  Gentileza Compañía de chocolates
¡No podían faltar los macarons!.  Foto:  Gentileza Compañía de chocolates
La caja de 24 bombones sale $170.  Foto:  Gentileza Compañía de chocolates

Compañía de Chocolates fue fundada por el chef Daniel Uria, que empezó como cocinero y panadero y luego decidió dedicarse de lleno a la que fue siempre su gran pasión: el chocolate. Con una amplia formación adquirida en sus viajes por Alemania, Estados Unidos y Francia, Daniel pudo plasmar todo su conocimiento en su emprendimiento de chocolates, que fue como hacer su sueño realidad, con ideas y sabores de todo el mundo.

Según cuenta Daniel, Compañía de Chocolates pretende recuperar la cultura de la elaboración artesanal de bombones y chocolates de alta calidad, que en nuestro país poco a poco se estaba deteriorando con la invasión de las golosinas.

Los recomendados: Tienen bombones clásicos, como el de dulce de leche o gianduja, pero también tienen algunos de flores, como lavanda, rosas y jazmín, que le dan un sabor muy peculiar al chocolate. Otra de sus especialidades son las cookies, que están a aprox. $10 cada una, y los muffins, a $15.

Dónde: Beruti 4634, Palermo; Segui 3551, Palermo Chico, y Rodríguez Peña 1847, Recoleta. Más Info:http://www.companiadechocolates.com/ Bonus: ¡Tienen delivery! Si estás con ganas de comerte una caja entera de bombones pero te da fiaca salir, ¡te los llevan a tu casa! Otro dato interesante es que Daniel Uria da cursos de Chocolatería varias veces al año. Para saber más, podés entrar a: http://www.danieluria.com/

¿Conocías alguna de estas chocolaterías? ¿Cuál te tienta más?

Fuente: Revista Ohlala

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s