Mi Torta Favorita – Sacher Torte

Todos los que me conocen saben de mi adicción al chocolate en todas sus variantes, me encanta!!

Tengo la suerte de haber nacido en una familia de buenos cocineros, desde muy chica probé la mítica torta Sacher, que hacia mi Tía Ana, y me encantó. La combinación del dulce de damascos con el chocolate cobertura siempre me resulto insuperable. Convengamos que no era la combinación clásica para una nena de 11 años… Así y todo se convirtió en el clásico de mi cumpleaños y durante mucho tiempo mi tía religiosamente me la regalaba para mi cumple. 

Después aprendí la receta de Marta Baines, juntaba todas las recetas de la revista de La Nación de los domingos, siguiendo el consejo del Padre de mi novio del colegio que me dijo:  – Querida si te queres casar con este troglodita, más vale que aprendas a cocinar  … y segui su consejo al pie de la letra. No me casé con él, pero me defiendo en la cocina, Gracias Mike!

Va la receta de Miriam Becker, discipula directa de Marta Baines

Ingredientes:

240 g de manteca

240 g de azúcar

9 yemas

Vainilla

9 claras

240 g de chocolate derretido

240 g de harina

1 cdta de bicarbonato de sodio

Relleno

Dulce de Damascos o duraznos

Cubierta

100 g de manteca

100 g de chocolate

Batir la manteca con el azúcar y agregar las yemas de a una por vez.

Incorporar el chocolate y mezclar.

Batir las claras a nieve y agregarlas a la mezcla anterior alternando con la harina.

Enmantecar y enharinar una tortera de 26 cm de diámetro.

Hornear a fuego suave durante unos 50 minutos.

Retirar, dejar enfriar, cortar en 3 capas  el biscuit y rellenar con dulce de damascos. 

Bañar con el chocolate y la manteca previamente derretidos.

 

 

 

Una buena opción para el té el sábado con amig@s!

 

 

 

Un comentario sobre “Mi Torta Favorita – Sacher Torte

  1. Excelente Opcion para un finde. Pero si me aprovechando el espacio que nos brinda Pato, voy a escribirles un toque de la historia de esta mìtica torta que tantas discusiones provocò, amen que todos se la terminaron comiendo!.
    SU HISTORIA
    Se cuenta que fue elaborada por primera vez por Franz Sacher a comienzos del año 1832 para el Príncipe Klemens Lotear Wensel Metternich (1773-1859), creador de la Santa Alianza entre Prusia, Austria y Rusia (el citado príncipe negoció el matrimonio entre María Luisa de Austria con Napoleón), que en un momento de deseo compulsivo pidió al chef que creara para él una tarta nueva. El pánico se adueñó de todo el equipo de cocina: la realización debía estar a la altura de tan ilustre personaje y fue, como sucede en muchas ocasiones, un simple aprendiz de cocina de 16 años de edad, Franz Sacher, el que se atrevió a crear una tarta con los ingredientes de que disponía en aquel momento.La aprobación del canciller llevó a la fama y a la prosperidad al joven emprendedor. Y así comenzó a encontrase poco a poco en cafés, confiterías y restaurantes de Viena obteniendo un éxito inmediato, traspasando sus fronteras y llegando hasta nuestros días.
    Su hijo Eduardo en 1876 abrió un gran hotel y con su esposa Anna llegaron a crear una cadena famosa hasta su muerte en 1930. Por razones desconocidas, aunque seguramente familiares, Franz vendió su receta original a los Demel que eran dueños de un café de lujo en el ‘Kohlmarkt’, mientras que el hijo para su Hotel Sacher en la Philharmonikestraße recreaba otra tarta llamándola ‘Original Sachertorte’ y los Demel la actualizaban con el nombre de ‘Demel Sachertorte’. Existen por tanto algunas diferencias en las elaboraciones de las numerosas recetas que circulan por el mundo.Con sólo 16 años y mucho que aprender, Franz Sacher obtuvo un éxito rotundo y marcó lo que sería el inicio de una carrera brillante. La Tarta Sacher o Sachertorte fue creada hace casi 180 años y ha mantenido este nombre, sus ingredientes y su específica elaboración, hasta nuestros días. La verdadera Tarta Sacher presenta dos capas de bizcocho de chocolate y una capa fina de mermelada de albaricoque entre ambas. Este conjunto es recubierto en su totalidad por una capa de chocolate glaseado negro. Al ser un postre considerado algo seco, suele acompañarse de crema chantilly. En el restaurante del Hotel Sacher de Viena se sirve con nata y un Mélange Vienés, algo que viene a ser similar a un café con leche espumada.Mas alla de la historia, y de las cientos de recetas que dan vuelta por el mundo, a prepararla y disfrutarla con un rico chocolate caliente!! o con lo que quieran!! el tema es disfrutarla en compañìa!!
    Gracias Pato!!

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s