Uncategorized

A lavar la ropa.

Les paso un link interesante del diario La Nación de Hoy.

http://www.lanacion.com.ar/1377028-sobre-la-autentica-ropa-limpia

 

Sobre la auténtica ropa limpia

Para mantener el guardarropa saludable por largo tiempo habrá que tener a mano productos que le alarguen la vida y que contaminen lo menos posible

Domingo 29 de mayo de 2011 | Publicado en edición impresa
Sobre la auténtica ropa limpia

Aunque suene exagerado, lavar la ropa tiene un enorme impacto ambiental. Es que genera un gran gasto de energía, agua y químicos.

Y en el momento de descartar una prenda porque está rota, chica o demodé se suma otro problema: el tema de los residuos. La ONG española Setem, comprometida con el consumo responsable, dice en su Guía para el consumo responsable de ropa que al tirar la ropa a la basura, lo más probable es que acabe en un relleno sanitario o basural. Y aunque parezca que habrá desaparecido, la materia no se crea ni se destruye, sólo se transforma. En caso de ser quemada a cielo abierto se convertirá en cenizas y humo que pueden ser contaminantes y tóxicos.

“El modo de cuidar la ropa afecta primero la salud, porque las prendas están en contacto directo con el cuerpo. Además, los productos y procesos que se usan para su mantenimiento impactan directamente sobre el medio ambiente, porque tardan mucho en degradarse”, cuenta Ruth Carnevale, diseñadora de indumentaria y fundadora de Salve, que recupera ropa y materiales que resultan interesantes por su textura, estilo o color, para reciclarlos en nuevas prendas y accesorios.

Al lavar, además, se emplean muchos detergentes y limpiadores que en sus fórmulas incluyen químicos como blanqueadores, perfumes, bactericidas, que contienen principalmente fosfato. Esto puede irritar la piel, contaminar el agua y el medio ambiente en general.

“En nuestro país no apreciamos el valor del agua porque la tenemos en abundancia. Pero en otras partes del mundo, como en Francia, están muy comprometidos con el cuidado del planeta y el uso racional de los recursos”, explica Susana del Val, licenciada en Ciencias Químicas que, en el INTI, coordina la Unidad Técnica Procesos Químicos Textiles y Tintóreos.

Otro detalle para preocuparse: la mayoría de la gente usa mucha cantidad de lavandina para lavar la ropa. “Además de ser contaminante, a veces se termina arruinando la prenda por no leer bien la etiqueta de cuidados. Y no es que la prenda sea de mala calidad, sino que se hace un mal uso del producto”, sigue Del Val.

“El impacto ambiental no depende de la calidad de la ropa, sino del cuidado que se le da. Aunque el lavarropa y el secarropa hacen ahorrar mucho tiempo, gastan mucha más agua y energía”, agrega Rossana Bril, abogada, especialista en Derecho Ambiental y presidenta de la Fundación Planeta Tierra-Universo, ONG dedicada al desarrollo sustentable.

Por supuesto, más allá de lo que el sentido común dicte a la hora de lavar (desde evitar el lavarropa hasta aprovechar al máximo la carga de ropa cada vez que se lo usa),  para Carnevale, la clave para cuidar la ropa sustentablemente está en los productos que contaminen lo menos posible, como los detergentes biodegradables. Algo más para tener en cuenta es el consumo responsable. Carnevale comenta que lo mejor es pensar dos veces antes de comprar una prenda. También, reutilizar, reciclar y donar son excelentes alternativas.

Una opción de limpieza que contribuye con el medio ambiente y cuida la billetera es la Eco Bola de lavado, producto diseñado científicamente para lavar toda clase de ropa (blanca o color) sin necesidad de usar jabón en polvo ni suavizante. ¡Insólito! Se trata de una esfera con componentes activos naturales que se coloca dentro del lavarropa con el agua y, debido a sus propiedades, limpia mediante un proceso físico, según cuenta Pablo García Gómez, de la firma Eco Desarrollos, que es la principal distribuidora de este producto en Buenos Aires. En Europa existe desde hace diez años y se comercializa en 130 países.

“Es importantísimo leer la etiqueta de cuidado que trae la ropa para saber qué es lo que estamos comprando exactamente y cómo conviene limpiarlo”, comenta Del Val. Y agrega que las tintorerías son todo un tema. “Algunas que hacen lavado en seco, las que son conocidas como ecológicas, de ecológicas no tienen nada, porque trabajan con el disolvente percloroetileno (PERC),  muy contaminante y potencialmente cancerígeno.”

Pero el problema, sigue Del Val, no es tanto para el cliente de la tintorería como para  la gente que trabaja ahí adentro, “que está continuamente expuesta a esos vapores. Nosotros, en el INTI recibimos cantidad de reclamos por las tintorerías de limpieza rápida, pero en este tema tampoco se puede generalizar”.

Julieta Bravo

AGENDA DE BOLSILLO 

  • Mejor, lavar los tejidos a mano, con agua natural (si está demasiado fría o caliente se apelmaza).
  • Usar jabones vegetales o biodegradables.
  • El bicarbonato de sodio y el bórax sirven como detergentes, blanqueadores y suavizantes.
  • Secar la ropa al aire libre en vez de usar el secarropa (el electrodoméstico que más energía consume, después de la heladera). Así se cuida más la ropa, se ahorra energía y se reducen las emisiones de CO2.
  • El mal olor de la ropa se va si se la deja toda la noche en agua con bicarbonato. Para evitar las polillas, colgar una cáscara de limón dentro del ropero.
  • Comprar ropa sustentable (tejidos orgánicos, diseño reciclado, parte del sistema de comercio justo) que haya sido fabricada con respeto por el medio ambiente y los derechos humanos de los que la producen.
  • Los tejidos naturales (lana, algodón, lino) son más fáciles de reciclar y menos contaminantes.
  • Leer las etiquetas de los productos de limpieza para conocer sus componentes. Evitar los que tienen formaldehído (formol) y etanol.
  • Evitar blanqueadores y suavizantes, porque contaminan y, además, reducen la vida de la ropa y pueden afectar la piel.
  • Evitar el lavado a seco. Recurrir en lo posible a tintorerías que sean realmente ecológicas. Preguntar e informarse sobre cómo trabajan.
  • Evitar la naftalina. El naftaleno es un hidrocarburo aromático, poco saludable para estar oliéndolo permanentemente.
  • No abusar de la plancha: gasta mucha energía. Los programas de lavarropas para ropa delicada tienen centrifugados más suaves que provocan menos arrugas.
  • A la hora de comprar un lavarropa conviene elegir uno de bajo consumo de energía.

 

Más datosFundación Planeta Tierra-Universo www.planetatierrauni.org.ar y www.ecoindustria.org.ar
Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) www.inti.gob.ar
Setem www.setem.org
Salve www.salve-salve.com.ar
Eco Bola www.wellosarg.com y www.eco-desarrollos.com.ar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s